8 Consejos para dominar el arte del alquiler por habitaciones

8 Consejos para dominar el arte del alquiler por habitaciones

Últimamente, se habla mucho de coliving, de compartir viviendas y de alquiler por habitaciones. Gestionar un alquiler de esta forma se ha vuelto algo muy común en las mayores ciudades de España. Aun así, hay que tener en cuenta muchos aspectos para tener éxito alquilando y administrando estos inmuebles. 

Hoy vamos a ver los aspectos principales sobre los que dirigir tu atención a la hora de alquilar por habitaciones.

1. Preparación adecuada de la vivienda y seguridad

Es lógico que lo primero sería equipar todas las habitaciones. Puedes poner solo los elementos básicos como una cama individual, mesita de noche, escritorio y silla, armario y cerradura en cada puerta dentro de la vivienda.

Pero en la práctica, cada vez más inquilinos buscan no tener que desembolsar una cierta cantidad para añadir los elementos como ropa de cama, mantas o edredones. Piensa también en eso a la hora de decidir cómo amueblar cada habitación.

Por otro lado, ¿qué puedes hacer para garantizar la comodidad del inquilino? ¿Es suficiente con una cerradura normal en el barrio en el que está la vivienda? ¿Es mejor poner una mirilla digital, un código de acceso o con algo simple es suficiente? Piensa cómo te sentirías si vivieras en este espacio.

2. Selección cuidadosa de inquilinos

A la hora de elegir los inquilinos, hay varias formas de poner “filtros”. Pero antes de nada, ¿tienes ya el perfil de tu inquilino? Puedes considerar los siguientes perfiles: grupos de amigos, compañeros de trabajo, estudiantes, mayores. El único perfil que no se adapta al tipo de alquiler por habitaciones es de una familia, piensa bien en ello.

Lo que normalmente se hace para elegir el tipo de inquilino es pensar en un perfil determinado:

  • qué horquilla de edad te interesa
  • trabajador o que le avalen y si trabaja, teletrabajo o fuera de la vivienda
  • género, intereses, de dónde es, etc.
  • para período corto o más prolongado (más de un año, vivienda habitual)

Una forma de hacerte la idea qué buscas es revisar los anuncios de alquiler por habitaciones en las plataformas especializadas. Puedes ver los perfiles que más se buscan y decidir si esto es lo que a ti te conviene. 

3. Fomentar una buena relación con los inquilinos

Es muy importante mantener una buena relación con tus inquilinos. Así que si ves que desde la entrevista alguno no encaja nada con tus principios, aunque te vaya a pagar bien, quizás debes tomar la decisión de no firmar contrato en este momento.

Además, una forma de conseguir que los inquilinos tengan una buena relación entre ellos, es no dar pie a confusiones o enfados. Por ejemplo, si tienes cuatro habitaciones y dos baños, establece claramente qué habitaciones, qué baño deben usar. Piensa en añadir una vez por semana limpieza de las zonas comunes. Así no se enfadarán de cómo limpia uno u otro. No todo el mundo tiene el tiempo o ganas de limpiar una cocina, sobre todo si come fuera de la casa.

Te interesa que haya un buen “feeling” porque de esta manera evitas quejas, te pagan con tranquilidad y consigues que no haya tanta rotación en las habitaciones. 

4. Gestión eficiente de las facturas de servicios

Es esencial que gestiones las facturas de pagos por los servicios de agua, luz, gas e Internet de forma equitativa. Puedes elegir que cada uno pague en función de los metros cuadrados, dividir las facturas por el número total de inquilinos, o incluso incluir todo en el precio de la habitación. No te recomiendo esto último, sobre todo por cómo aumento el gasto de electricidad y agua en los últimos años.

En la plataforma de alquilar.com podrás añadir la fecha en la que entra un inquilino y en cuanto subas una factura de suministro y añadas su fecha, el sistema ya sabe qué parte de esta factura le corresponde al inquilino este mes. Es más, te calculará el importe que le podrás mandar al instante a cada uno de tus inquilinos. 

Es la mejor forma de ahorrar tu tiempo de gestión y evitar posibles disputas por fallo en los cálculos o tardanza en mandar los recibos.

5. Rotación de inquilinos

Cuando hablamos de alquiler por habitaciones, solemos pensar en una gran rotación de los inquilinos. Creemos que este tipo de alquileres lo prefieren personas que puntualmente se tengan que desplazar. 

¡Si tú también crees eso, te equivocas! Dependerá de qué es lo que quieres conseguir con tu alquiler. Cada vez más personas deciden convivir y usar solo una habitación que lo tenga todo: televisión propia, espacio propio, etc. por el precio de una habitación en vez de un piso entero. 

A muchas personas no les gusta vivir solas. Otras prefieren pagar poco porque no tienen un sueldo muy alto para pagar 1000 euros de alquiler de un piso entero. Otras viajan mucho por trabajo y no quieren tener que dejar su casa vacía largos períodos de tiempo. Teniendo compañeros de piso les da más seguridad.

Si te parece mucho trabajo la elección de inquilinos cada vez que se te queda una habitación vacía, elige una inmobiliaria de confianza que pueda hacer la gestión por ti y tenga claro el perfil que buscas. Que tú solo revises las últimas dos o tres solicitudes y le des el ok a la inmobiliaria. Te evitas llamadas, revisar la solvencia de cada solicitud y mucho tiempo invertido.

6. Mantenimiento regular

Por supuesto, la clave para que tus inquilinos estén contentos es el mantenimiento regular del inmueble. Y, por otro lado, responder rápidamente a cualquier avería o problema. De este modo tus inquilinos sentirán que pueden confiar en ti y esto aumenta sus ganas de seguir viviendo en tu piso.

Establece un calendario con revisiones periódicas de electricidad, fontanería, repasar la pintura y hacer limpieza profunda. Hay veces que los inquilinos no quieren decirte que un enchufe no funciona para no ser “el inquilino quisquilloso”. El que revises que la bañera traga agua bien y no se encharca, que todas las luces funcionan, que los cordeles de tender la ropa estén en perfecto estado y no sucios y desgastados… estos detalles marcan la diferencia con otros inmuebles.

¡Sé perfeccionista como si tú fueras a vivir allí!

7. Accesibilidad a la vivienda

Algunos inmuebles son un verdadero desafío de accesibilidad. Sobre todo cuando en un mismo bloque tienes más de una escalera y donde cada una es como una comunidad propia con varias ramificaciones. 

Pide a la comunidad poner unos carteles adicionales que indiquen que hacia la derecha es “Escalera Derecha” y cuando giras o vas hacia abajo, es que vas a los pisos de las letras A a G. Piensa cómo están distribuidos los carteles en los hoteles y siempre conseguimos encontrar nuestra habitación. ¡Ayuda a tus inquilinos y sus visitantes acceder sin problemas!

Además, quedarás muy bien con la comunidad de propietarios si añades alguna luz con sensor en algún pasillo que no se ve donde pisas.

8. Utilización de software de gestión para el alquiler por habitaciones

Muchos de los consejos que te damos en este artículo están sacados de nuestra propia experiencia. Y lo mismo hemos hecho creando nuestra plataforma en alquilarr.com. No es simplemente un software de gestión más, sino que es un software que hemos creado para nosotros. 

Hemos añadido todo lo que nosotros como gestores de alquileres por habitaciones necesitamos a la hora de llevar los inmuebles. Hemos buscado la forma de ahorrar tiempo en la mayoría de tareas y todo en un mismo lugar y de forma sencilla. 

Espero que siguiendo estos consejos puedas gestionar eficazmente tus propiedades de alquiler por habitaciones. Enfócate en ofrecer una experiencia satisfactoria y te aseguro que tendrás unos inquilinos agradecidos por mucho tiempo.


Artículos relacionados

Alquiler por habitaciones

Guía para alquilar tu casa

Regularización catastral: requisitos legales para tu vivienda


El equipo de alquilarr.com

Escribimos contenido relacionado con los alquileres: impuestos, ideas, trucos, detalles a tener en cuenta a la hora de alquilar tus propiedades.